La Navidad es una época mágica en la que compartir con nuestros seres queridos momentos inolvidables y entrañables. Generalmente, nos reunimos con familiares, amigos y seres queridos en grandes y copiosas comidas… compromisos que conllevan hábitos poco saludables, como comer en exceso, beber alcohol o fumar. Además, debido al cambio de hábitos de vida durante estos días es también habitual olvidar algunas de las buenas costumbres, como cepillarse los dientes después de cada comida.

Sin duda es una época marcada por los excesos y el descontrol por ello, no debemos descuidar nuestra salud bucal. Lo ideal es seguir manteniendo nuestros hábitos de higiene pero, quizás, atenderlos especialmente.

Habitualmente, ingerimos alimentos con una elevada carga de azúcares, grasas… que no solemos incluir en nuestra dieta diaria, por lo que parece que la Navidad y los alimentos que ingerimos se presentan como un factor de riesgo para la salud bucodental:

  • Dulces: se comen mucho más de lo habitual y en algunos casos, como los mazapanes y turrones con un elevadísimo contenido en azúcar. La caries y la sensibilidad dental están más cerca que nunca.
  • Turrones: además de dulces, algunos de ellos son duros y al morderlos se pueden producir daños en las piezas dentales, los brackets o las dentaduras postizas.
  • Alcohol, cafeína, grasas y alimentos especiados: pueden provocar halitosis, además de producir manchas en los dientes.
  • Mariscos: algunos de ellos son muy duros y es fácil que se produzcan accidentes al morderlos y puedan dañar la ortodoncia, los dientes o las prótesis.   

 

Consejos para cuidar tu salud bucal en Navidad

Nuestra higiene y salud bucal no debemos descuidarla nunca, pero sí es cierto que hay determinadas épocas, debido a las festividades, que podemos fallar y no seguir nuestros hábitos diarios. Desde la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) se ofrecen algunos consejos básicos para poder disfrutar de las fiestas navideñas sin poner en peligro el presente y futuro de tu salud bucodental:

  1. Controla lo que comes, especialmente los típicos dulces navideños. Intenta no comerlos todos los días y sobre todo, evita picar entre horas: está demostrado que los azúcares (junto con una mala higiene) tienen relación con la aparición de las caries.
  2. Cepilla tus dientes al menos antes de acostarte. Durante estas fechas es habitual hacer muchas comidas fuera de casa, por lo que mantener nuestros hábitos de higiene bucodental se complica. Existen variedad de cepillos que podemos llevar de manera cómoda, ayudándonos a eliminar restos de comida y se evitará la formación de placa bacteriana. Si se te complica llevar un cepillo contigo, no olvides cepillarte los dientes antes de acostarte. 
  3. Cuida tu sensibilidad dental. Algunas bebidas como el vino, la cerveza o los refrescos de cola, son bebidas ácidas que actuán negativamente sobre la sensibilidad dental, por lo que debemos controlar su consumo. 
  4. Reduce el riesgo de manchar tus dientes. Para evitar el oscurecimiento de tus dientes no bebas vino tinto, café, té o refrescos de cola en exceso. Igual sucederá si abusas del chocolate negro. Y aún más si eres fumador. 
  5. Cuidado al morder alimentos muy duros con los dientes delanteros, como el turrón o marisco; sobre todo si llevas restauraciones de composite o carillas, pues podrían fracturarse o despegarse. 
  6. No dejes tus dolencias dentales para después de las fiestas, evitarás que te amarguen las fiestas. Acude a tu dentista y no pospongas más la intervención odontológica que necesitas.

 

Éstos son algunos consejos que nos ayudarán a prevenir problemas bucodentales provocados por los excesos de las fiestas navideñas. ¡No descuides tu higiene dental y disfruta de la Navidad!