Con la llegada de las bajas temperaturas, es importante que tengamos especial cuidado y seguir una serie de consejos para cuidad los labios en invierno. Las zonas más sensibles de nuestras piel, como son en este caso los labios, se ven afectadas, produciendo tirantez, descamación, grietas y sequedad. Es por ello que ahora que el frío y la sequedad no nos dan tregua, tenemos que tener especial cuidado y seguir una serie de consejos para cuidar los labios en invierno, para lucir unos labios sanos y cuidados. Así que toma nota de los consejos que hemos preparado para lucir unos labios perfectos en esta época del año.

Son una zona del rostro especialmente vulnerable ya que no están recubiertos de piel, sino de una mucosa frágil que no tiene los mismos mecanismos de defensa que el resto de la epidermis, como las glándulas hidratantes. Eso provoca que se descamen y agrieten con facilidad, generando un proceso inflamatorio denominado queilitis, cuyo principal responsable de esta dolencia son las condiciones meteorológicas.  Así pues, el término queilitis es el más común para designar los estados inflamatorios de la submucosa labial o comisuras labiales en forma de boqueras.

 

Causas de resecamiento y descamación de los labios

Aunque el principal factor que afecta a la salud y al aspecto de los labios son las condiciones meteorológicas, existen otras razones para el resecamiento y descamación de los labios:

  • Odontológicas. Se relacionan con el cambio de muelas o la colocación de un puente. La oclusión o forma de cerrar la boca incide en la resequedad.
  • Ambientes secos. Los ambientes bajos en humedad relativa hacen que se nos seque más la piel.
  • Tendencia a tener la piel seca. Aquellas personas que en general tenga una piel seca, tendrán más tendencia a sentir los labios irritados. Esto es habitual para las personas con dermatitis atópica.
  • Consumo de algunos medicamentos, ya que pueden irritar los labios.
  • El tabaco. Es irritante y por eso puede dañar los labios.Tic de humedecer los labios. Aunque parezca lo contrario, ésta es una de las causas más frecuentes de labios secos. Hay personas que, en ausencia de cualquier enfermedad o medicamento que cause labios secos, tienen la “manía” de humedecerlos continuamente con la lengua. De esta manera se eliminan los hidratantes y protectores naturales de la piel, con lo que los labios se quedan más secos y desprotegidos.

 

Consejos para mantener unos labios sanos

En la época de frío los labios se ven más afectados, pero debemos de mantener una rutina saludable para cuidar esta parte del cuerpo durante todo el año.

  • Mantener una continua rutina de hidratación de los labios. Es imprescindible aplicar un buen bálsamo de labios, aplicándolo mañana y noche (si el labio esté muy reseco). Aunque depende de lo delicada que sea la piel, nunca está de más llevar con nosotros un bálsamo hidratante. A mayores, añade a tu rutina de cuidados la aplicación de un buen exfoliante de labios a la noche, ayudará a eliminar células muertas y a la renovación de los tejidos. Posteriormente,  aplica una buena capa de bálsamo para que los labios se hidraten bien durante la noche.
  • Usa un bálsamo labial con protección solar. El sol es un agente externo que afecta a los labios, provocando que se resequen. Por ello, es importante que un bálsamos que garantice a tus labios una adecuada protección contra la exposición a los rayos UVA; evitando así consecuencias negativas para tu piel.
  • Bebe mucha agua, garantizará una mayor protección. El agua mantiene nuestro cuerpo hidratado y ayudará a proteger en mayor medida a nuestros labios.
  • Antes de salir de casa, protégelos. Ante los cambios estacionales y las consecuentes bajadas de temperatura y otros agentes externos, lo ideal es proteger los labios antes de salir de casa. Puedes aplicar un poco de bálsamo y procurar protegerlos con una bufanda, por ejemplo. Este simple gesto hará que tus labios vayan acostumbrándose poco a poco al frío y evitará que se resequen y agrieten con más facilidad.